Renacer

by Cruzando el Charco

/
  • Streaming + Download

    Includes high-quality download in MP3, FLAC and more. Paying supporters also get unlimited streaming via the free Bandcamp app.

      name your price

     

1.
2.
3.
05:29
4.

credits

released July 5, 2013

Francisco Lago: Voz, Acordeón y Pianos
Elian Espinazo: Batería
Nahuel Piscitelli: Guitarra, Voz y Programaciones
Juan Martín Candau: Guitarra
Juan Matías Menchón: Bajo
Valentín Guidobono: Percusión
Andrés Di Santo: Teclados


Músicos invitados:
Juan Manuel Candau: Saxo Tenor en Reina de la Vanidad.
Giovanni Dagna: Trompeta en Reina de la Vanidad.
Florencia: Coros en Distinta.
Fernando Quintela: Vozarrón en Distinta.


Grabado, Mezclado y Masterizado por Juan Manuel Ponce de León y Fernando Quintela en el Estudio Dormir Sucio entre mayo y junio de 2013.
Asistente de grabación: Ezequiel Martínez.
Arte: Juan Matías Menchón, Ezequiel Martínez, María Rodríguez Creimer y Ariel Inclan.
Fotografía: María Rodríguez Creimer.
Realización general y Logística de distribución: Cruzando el Charco.


www.cruzandoelcharco.com.ar

tags

license

all rights reserved

about

Cruzando el Charco La Plata, Argentina

Cruzando el Charco son:
Francisco Lago (voz)
Juan Matias Menchón (Bajo)
Nahuel Piscitelli (Guitarra)
Ignacio Marchesotti (Percusión)
Matias Perroni (Batería)

contact / help

Contact Cruzando el Charco

Streaming and
Download help

Track Name: Reina de la Vanidad
Por vos hago la cena,
te enciendo una y mil velas
para que no te olvides
que no hay nada mejor.

Por vos me vuelvo viento,
calor en pleno invierno.
Manjar en primavera.
Un santo espiritual

Por vos soy policía,
me pierdo en esa esquina
donde se choca el beso
de tu boca y mi amor.

Por vos debo al diablo
el alma de esta voz.
De tanta caravana
te cuesta ver el sol.

Pedime lo que quieras, pero pedilo ya.
Se hace larga la espera, de nuevo este ritual.

Me dejas cantando solo, solo en esta habitación.
Me toca sangrar la herida de este pobre corazón.
Me dejas cantando solo y cada vez me cuesta más.
Todo te parece poco reina de la vanidad.

Pedime lo que quieras
que traigo una galera
en la que guardo siempre
mi próxima ficción.

Sentite verdadera
que no es para cualquiera
tener el tacto exacto
para saber pedir.

Pediste que la deje.
Ya ves, me va a costar.
Igual hago el esfuerzo
y miento una vez más.

Y ahora estoy cantando solo, solo en esta habitación
porque no me queda nada, ni siquiera esta canción.
Me dejas cantando solo y siempre me costó dejar.
Todo te parece poco reina de la vanidad.
Track Name: Sembrarte Pasión
Otra vez, siempre igual
te perdes sin avisar.
Y el dolor se hace piel,
imposible renacer.

Cuesta más, quiero ver
lo que sos capaz de hacer
para ser alguien normal,
distinto.

Pero no, no es igual
retorcida realidad.
Al llegar vas a estar
siempre ahí como una más.

Y te olvidabas que yo nunca fui de esperar,
sola en un mar de alquitrán te verán naufragar.

Esta vez quiero estar
masticando el paladar
de tu sien, sin parar
aunque pierda al intentar.

Voy a ser esa red
que te atrape hasta el final
sin dejarte envejecer
vas a ver vas a viajar.

Pero no creas que yo me puedo enamorar.
Quiero sembrarte pasión y que me digas que no hay otro igual.
Track Name: Distinta
Distinta, así es como te ves.
Cambiada, tanto como queres.
El nunca supo quererte
como hubiese querido, pero está diferente.

Y guardaste en un cajón,
con tu orgullo, la pasión.
Y dejaste ir su voz,
su guitarra y su canción.

Y ahora duele mucho más,
te dormís sin descansar
y te mata al despertar
saber que estas distinta.

Nada de lo que decís me alcanza, nada que pueda poner en la balanza.
La traición se paga cara y no quiero que me mires así con cara rara.
¿Te pensaste que lo que buscaba estaba en vos? ¿en esa esquina? ¿en esa habitación?
No queda nada en el cajón, ni en el colchón, y ni siquiera tengo acelerado el corazón.
Estas distinta, yo se que sí. Estas cansada, derrotada y para mí no existís más.
Track Name: El Cuarterengue
Estás apagado, te cuesta pensar.
Te comen los años sentado en un bar.
Recuerdos del alma se van con el sol,
ella te desarma y ya no sos vos.

Te perdes y crees que el terror se va a enquistar en tu piel,
y ahí nomas entendes que se muere la pasión otra vez.
Coronas sin saber que jamás vas a poder ser el rey,
y arañando el final te morís al intentar renacer.

Te duelen las manos de tanto apretar,
la esquina y el barrio te van a extrañar.
Y no queda vino para festejar
ni ahogarte en un trago de lleno al final.

Te perdes si crees que el terror se va a adueñar de tu piel,
Y ahí nomas te caes y de a poco comenzas a crecer
Y a entender que paso esa noche que su cuerpo se fue.
Comprendes la razón que te ata y no te deja volver.